Saltar al contenido

5 Beneficios de los Masajes con Piedras Calientes ¡Guía!

Los dolores musculares se dan por una secuela de aspectos que van desde el estrés, el insomnio, la ansiedad, los problemas a nivel circulatorio o articulares. Por ello, existe todo tipo de terapias que buscan remediar estos padecimientos, como los masajes con piedras calientes.

         

Se puede tomar como un tratamiento que combina el masaje terapéutico habitual con la aplicación sobre la piel de piedras en diferentes temperaturas altas. Esto ayudaría a que fluya la energía vital y se alivien trastornos físicos y emocionales.

¿En qué consiste el masaje con piedras calientes?

El nombre de origen es terapia geotermal y está enfocado en la aplicación de piedras en el cuerpo. Estas son calentadas previamente y situadas sobre la piel con el fin de aliviar tensión en los músculos para la reparación de tejidos blandos dañados o incluso para mejorar las energías.

Es importe mencionar que las piedras empleadas para esta terapia son especiales. Generalmente están hechas de basalto, que es un tipo de roca volcánica cuya forma se caracteriza por ser plana y suave. Este material es calentado a una temperatura comprendida entre los 130 y 145 grados centígrados.

Se colocan en partes específicas del cuerpo, tales como la columna, el pecho, el estómago, el rostro, las palmas de las manos y los pies. Con respecto a la técnica empleada, dependerá del profesional que esté realizando la labor.

¿Cuáles son los beneficios de los masajes con piedras calientes?

Esta práctica se hizo famosa por sus efectos relajantes para el cuerpo, además de sus propiedades en cuanto a la renovación de las energías. Pero, existe otra serie de beneficios que se adquieren.

1. Alivian el dolor muscular

Este es el beneficio más famoso que poseen los masajes con piedras calientes. El calor es el aliado ideal para aliviar dolores musculares y tensiones en el cuerpo.

Esto es porque aumenta el flujo sanguíneo en el área afectada, lo que ayuda en la reducción de los espasmos musculares. Por otra parte, disminuye la inflamación que se pueda presentar en los músculos.

2. Reducen los niveles de estrés y ansiedad

El estrés y la ansiedad representan una problemática que cada vez más personas sufren como consecuencia del estilo de vida ajetreado. Esto genera que las preocupaciones o inconvenientes de la vida diaria se conviertan en pequeñas cargas de energía negativa.

Pero dentro de los diferentes tratamientos que existen para ello las prácticas con piedras calientes son efectivos para atacar y reducir los niveles de estrés. Debido a los masajes, la energía fluye y se consigue armonía entre cuerpo, mente y espíritu.

3. Aportan mayor flexibilidad articular

Cuando un ser humano tiene padecimientos en las articulaciones, se desata otra serie de dolores generalizados que resultan muy tediosos. Aquellos que se hacen con piedras calientes suelen ser la mejor elección, ya que, este tipo de terapias son perfectos para relajar los músculos y restar inflamaciones.

 
 

4. Mejoran la calidad del sueño

Diferentes aspectos como el estrés, la ansiedad e incluso los dolores en el cuerpo suelen acarrear otros padecimientos vinculadas a la dificultad para descansar. Es necesario resaltar la necesidad de un descanso efectivo para poder trabajar de forma óptima durante el día.

5. Poseen efectos estéticos

Por último, es importante mencionar los beneficios de estos tratamientos para la piel. Por medio de la mejoría que se produce en la circulación sanguínea y la eliminación de toxinas se contribuye a que la piel tenga un aspecto mucho más terso y saludable. Significa que, revitaliza, oxigena e ilumina el tejido dermatológico.

Recomendaciones y contraindicaciones de los masajes con piedras calientes

Existe una serie de recomendaciones que se deben tomar en cuenta. Que sea un procedimiento natural no quiere decir que no pueda tener contraindicaciones, por lo que te recomendamos prestar atención a los aspectos que están en la parte inferior.

Consultar con un médico

Antes de ir a un centro donde realicen este tipo de masajes, es necesario que primero consultes con un médico sobre tu caso. Puede que lo que padezcas vaya más allá de un simple dolor muscular, por lo que primero es importante la revisión de un profesional.

Realizar los masajes con profesionales

En cualquier tipo de proceso al que vayas a realizar debes investigar a profundidad sobre las personas que se encargarán de hacerlo. No todos conocen los métodos correctos en cuanto a masajes con piedras calientes se refiere.

Por ello, es importante que te asegures de que lo estés realizando con profesionales con experiencia en el área. Así evitarás consecuencias graves, como quemaduras o empeoramiento de las lesiones.

Evitar en caso de tener roturas en la piel

Si tienes hematomas, raspaduras, cortes o quemaduras, sin importar el grado que sean, este tipo de masajes se tienen que evitar de cualquier formar hasta que las lesiones sanen. La aplicación de piedras calientes sobre la piel puede incrementar el riesgo de sufrir daños más fuertes. Además, pueden ser causantes de infecciones ocasionadas por bacterias provenientes de los aceites utilizados.

No realizar en caso de enfermedad respiratoria

Esta sugerencia suele ser muy importante, pero muchos no la toman en serio. Cualquier persona que tenga resfriado, gripe o fiebre debe evitar hacerse un masaje con piedras calientes hasta que no se encuentre recuperado totalmente.

No olvides que el resfriado genera dificultad para regular la temperatura corporal. En consecuencia, si se aplican piedras calientes sobre la piel, esto podría resultar siendo peor de lo esperado