Saltar al contenido

6 Recomendaciones para Evitar Tragedias con el Maquillaje

La cosmética es uno de esos mercados que va en aumento todos los días, de la misma manera, en la que existen productos con componentes efectivos para el cuidado de la piel, hay otros que pueden resultar nocivos o estar comercializándose sin ningún cuidado, esto genera inconvenientes con el maquillaje.

         

Uno de ellos nace del uso que le dan las personas, quienes a veces por exceso de empleo presentan problemas de irritación, conjuntivitis o afecciones como el acné. Dicho esto, existe también el riesgo de no revisar las etiquetas y dejar que algunos productos dejen de funcionar.

Rímel, bases, labiales son parte del neceser de muchas mujeres que, en la vida cotidiana, exponen el rostro a ellos.

Aspectos a tener en cuenta para evitar inconvenientes con tu maquillaje

Si quieres evitar problemas con el maquillaje al momento de emplearlo, es esencial controlar el proceso de compra, el almacenamiento y el método de empleo. Por ello, te damos a conocer 6 recomendaciones que serán efectivos.

1 Revisar la etiqueta

Debido a los avances tecnológicos, varios productos dicen que son antialérgicos y esto los convierte en una buena elección para quienes tienen piel sensible, rosácea o con acné.

Pero es recomendable, es evitar componentes como el mercurio, los ftalatos, el formaldehído, los parabenos y el triclosán, entre otros químicos que pueden tener secuelas malas en la salud.

2 Ver caducidad

Este es un tema que genera mucha controversia, los cosméticos tienen fecha de caducidad y es necesario desecharlos una vez cumplen su trabajo.

Si eres de las que conserva productos de maquillaje por mucho tiempo, es momento de sacarlos del neceser y evitarse un problema mayor.

Te presentamos algunos métodos para saber cuándo desecharlos de forma segura:

 
 
  • Si las bases o cremas se vuelven más espesas o tienen grumos y se nota la separación entre el color y el aceite, deséchalas.
  • El rímel, generalmente dura 6 meses. Si al abrirlo sientes un olor fuerte a gas es momento de tirarlo.
  • Si pierde el método original o desprende un aroma no agradable hay que sacarlo.
  • Un labial puede durar hasta dos años.
  • Los polvos compactos tienen una caducidad de 2 años, en promedio, si se almacenan de forma correcta.
  • Los productos con una etiqueta con la letra M y al lado un número indican los meses que pueden emplearse.

3 Cuidar los excesos

Si piensa emplear estos productos de forma regular, existen personas que sobrepasan su uso, aplicándose muchas capas que terminan cerrando los poros, produciendo puntos negros y atenuando líneas de expresión.

4 Limpiar bien

Generalmente hay un método que puede prevenir infecciones en la piel. Limpiar las brochas y rociar alcohol con un spray sobre las sombras y el polvo evita que los productos se llenen de gérmenes.

También, es importante limpiar la piel antes de aplicar cualquier producto, manteniendo así alejado el maquillaje de entrar en contacto con cualquier bacteria.

5 Almacenar correctamente

Es importante cerrar bien los productos, ya que, al entrar en contacto con el aire se pueden llenar de bacterias. De la misma forma, procura que el maquillaje no esté expuesto al calor, al sol ni a la humedad.

No es recomendable guardarlos en el baño, debido a que el vapor de la ducha le resta vida útil.

6 Cuidarse de las infecciones

Si has tenido conjuntivitis o alguna infección ocular o en la piel, intenta no volver a utilizar productos con los que te maquillaste, ya que, se pueden encontrar contaminados.

Recomendaciones para elegir el maquillaje y evitar inconvenientes

Las regulaciones cosméticas son muchas en diversos países, por ello, en algunos casos los fabricantes no contienen la fecha de vencimiento. Aspectos como el cambio de color y el olor pueden servir como una señal de detección, pero hay muchos más a tener en cuenta.

El maquillaje orgánico poco a poco tiene más peso y se convierte en una alternativa para quienes buscan productos con ingredientes naturales y sin químicos. Si deseas conocer más acerca de los productos, busca certificaciones que lleven la seguridad de la composición de cada cosmético.

Por último, el maquillaje es una de esas actividades con la que se va más allá de la belleza, también brinda diversión y creatividad, pero de la misma forma, se necesita de concentración y responsabilidad.