Saltar al contenido

¿Pestañas Magnéticas? Ventajas y Consejos

Actualmente, existen diferentes productos, tratamientos y técnicas para mejorar el volumen, la longitud, la cantidad y la curvatura de las pestañas. Uno de ellos son las pestañas postizas, la extensión de pestañas y lo más popular, las pestañas magnéticas.

         

Estas pestañas magnéticas se colocan sin necesidad de emplear alguna sustancia, gracias a que posee micro imanes que se consolidan a cualquier superficie imantada.

¿Qué son las pestañas magnéticas?

Las pestañas magnéticas es una tira de pelos que pueden ser naturales o sintéticos, compuestos por dos o cinco micro imanes rectangulares que permiten que se adhieran a una superficie imantada. De la misma forma que las opciones anteriores para embellecer, se puede elegir la longitud y el grosor de la tira.

Igualmente, las pestañas de imán se adaptan sencillamente a cualquier ojo, sin importar el tamaño.

¿Cómo se colocan?

Colocar las pestañas imantadas es un proceso sencillo que requiere paciencia, aunque solo es cuestión de práctica. En la actualidad existen dos procedimientos para la colocación y son los siguientes:

  • El primero es usar dos tiras de pestañas magnéticas y unirlas con las pestañas naturales. Es decir, las propias deben quedar entre las dos tiras de imantadas.
  • El segundo es aplicar en el párpado del ojo un delineador en gel con imanes, para luego colocar la tira de pestañas.

Al momento de quitarlas, el proceso es fácil. Solo debes remover con los dedos las tiras, después las guardas y las reutilizas.

Pestañas magnéticas de dos hileras

Esta diversidad se trata en dos tiras de pelo para cada ojo, que está compuesta por micro imanes. Primero se coloca la tira superior encima del parpado. Cuando esté fija, colocas la tira inferior y la unes con la superior, encerrando las pestañas naturales en el medio.

Aunque puede ser tedioso este procedimiento, hay herramientas para facilitarlo. Se trata de las pinzas imantadas. Estas permiten colocar las tiras en los imanes para colocarlos en el ojo.

Ventajas de las pestañas magnéticas

Las pestañas magnéticas tienen diferentes ventajas en comparación con otros productos del mercado (por ejemplo, las pestañas corridas y las extensiones de pelo a pelo). Entre sus beneficios se encuentran los siguientes:

 
 
  • No requieren pegamento: las mujeres que se abstenían de usar productos de pestañas porque el pegamento les provocaba alergia o dañaba su piel pueden usar estas con imán.}
  • Fáciles de colocar y retirar: mientras que las pestañas postizas y las extensiones requieren una técnica y utensilios para su colocación, las magnéticas se pueden aplicar sin tener previos conocimientos en la materia y usando solo los dedos. No es necesario contratar a un especialista o ir a una estética.
  • Acabado natural: en ocasiones, los productos para pestañas, en vez de resaltar la mirada la sobrecargan, haciendo que luzca artificial. Este no es el caso de las pestañas magnéticas.
  • Son económicas: en comparación con el servicio de la aplicación de extensiones de pestañas, que vale de 60 a 90 euros, las pestañas imantadas cuestan entre 20 y 25 euros.
  • Se pueden reutilizar: alrededor de 20 veces.

¿Cómo usarlas de manera segura?

Aunque el uso de estos productos con imán no produce interferencias oculares, es de suma importancia tener un cuidado para no ser propenso a las infecciones. Además, el empleo adecuado permite prolongar la vida de las pestañas.

Enseguida te presentamos las sugerencias que se deben tomar en cuenta para las pestañas magnéticas:

  • No compartirlas con otra persona, pues a través de las tiras se pueden transmitir infecciones oculares, como la conjuntivitis.
  • Mantener las pestañas en un lugar cerrado, lejos del polvo y la humedad.
  • Puedes usar maquillaje para ojos o rímel luego de colocar las pestañas, mas no antes.
  • Lava las manos para prevenir infecciones oculares.
  • Luego de usarlas es necesario limpiarlas con agua micelar con la finalidad de quitar los restos de maquillaje y polvo.
  • En caso de tener una infección en los ojos, no usar las pestañas de imán. Pueden causar más irritación y contaminarse.
  • Aplicar las pestañas en un ambiente agitado puede ocasionar que no se adhieran de forma correcta o incluso causar lesiones.
  • No uses las pestañas en caso de realizarte una resonancia magnética. Este método se basa en un potente imán que podría desprenderlas.

Las pestañas magnéticas se reutilizan y contaminan menos

En conclusión, las pestañas magnéticas es una elección ideal y reutilizable, económica y ahorradora de tiempo en comparación con antiguas opciones, como las pestañas postizas o las extensiones.

A pesar, que no requieren pegamento, es importante cumplir con las recomendaciones de uso. Para impedir que existan infecciones, además, alarga la vida de las mismas hasta 30 veces, es importante hacer casos a los consejos y también ponerlo en práctica.